DESCUBRIENDO LOS HIMALAYAS - ANNAPURNA

Actualizado: oct 12


El Annapurna es un MUST para todos aquellos a quien les guste la montaña.

Yo diría que es una de las regiones donde el trekking se hace más ameno. A medida que pasas días en ruta, el paisaje va cambiando mucho. Hay circuitos para toda clase de personas, retos más o menos exigentes según el estado de forma en el que te encuentres. Yo. ahora, no podría hacer lo que hacía antes; cargando con la mochila de la cámara encima y tirando millas como si no hubiera un mañana; pero tiempo al tiempo, siempre podemos ponernos en forma haciendo excursiones más "light" por aquí para empezar a coger ritmo y estar a tope cuando nos abran fronteras!



Andar a través de las montañas más altas del mundo te hace sentir muy insignificante;

vas mirando hacía todos lados más fascinado que cuando te ponen en Nueva York por primera vez y acabas el día con tortícolis.


En esta ruta es muy interesante apreciar las variaciones de las zonas climáticas, desde tropical a cumbres alpinas heladas. Andar, andar y andar, gastando poco a poco la suela de las botas y sintiendo el cansancio en vuestros pies y sobretodo, disfrutando de la hospitalidad de las personas nepalesas y sus pueblos de montaña pintorescos.

Los dieciséis días por el circuíto del Annapurna suelen ser toda una inspiración, un reto en parte, pero un desafío de lo más gratificante.


Aunque sea tentador coger un vuelo, poneros las botas y lanzaros a la aventura, tened en cuenta que este no es un simple paseo por un parque natural.

Si estáis buscando algo más cortito y facilón quizás deberías hacer el Ghorepani Poon Hill trekk, bonito también pero con una ruta más corta y menos exigente.


Antes de empezar, no estaría de más que prepararos para prevenir el mal de altura.

La tolerancia al mal de altura es variable en cada individuo, sin poder predecirse anticipadamente con pruebas, ni siquiera el entrenamiento físico modifica la susceptibilidad siendo, la mejor referencia la experiencia previa del viajero a la exposición a altitudes elevadas. Sino tenéis experiencia en montaña y no conocéis vuestros límites, mejor prevenir.


Aquí os dejo algunos de los factores que influyen en el mal de altura:

  • La velocidad de ascenso: cuanto más rápido se asciende, mayor es el riesgo de hipoxia (falta de oxígeno). Así que, con la calma y a disfrutar que no hay prisa!

  • La altura alcanzada: mayor probabilidad de aparición a alturas mayores a 3.000 metros.

TIP: Casi todos los senderistas hacen el circuito Annapurna en sentido contrario a las agujas del reloj. De esta manera, el aumento de altitud es menor y hay menos probabilidades de sufrir los efectos del mal de altura. El paso Thorung La, a 5416 m es el punto más alto del circuito Annapurna y es, junto con los varios picos que verás en la ruta, un punto emblemático del recorrido.

  • Tiempo de exposición: a mayor tiempo de permanencia a grandes alturas, mayor dificultad.

  • Grado de esfuerzo: mayor riesgo si se realiza un gran esfuerzo, sin un adecuado descanso y suficiente hidratación. Llevar la bolsa de AGUA en la mochila y beber constantemente!

  • Dieta e hidratación: es recomendable una dieta rica en hidratos de carbono y beber más de tres litros al día.

Además también deberéis tramitar los permisos del Annapurna Conservation Area Project (ACAP) que vale unos 25€ y la TIMS card (8.5€) para hacer rutas por la región del Annapurna.

Si la ruta la reserváis con una agencia, esto os lo tramitaran ellos, sino los podéis conseguir fácilmente en Kathmandu o en Pokhara, en la Nepal Tourism Board Service Center.



Dejar la negatividad en casa es obligatorio, en la región del Annapurna sólo se aceptan positive vibes :) Tendréis muchos altos y bajos durante la ruta y siempre es mejor rodearse de gente con buena energía que personas incapaces de dejar sus malos rollos a un lado ni cuando están entre gigantes perdid@s por Nepal.


EMPEZAMOS!


Día 01 – De Kathmandú a Besisahar (923 m) y trekking a Bulbule


Comenzamos temprano desde Katmandú cogiendo un bus a Besisahar.

La ruta hasta Besisahar está en bastante buen estado. Una vez allí, caminaremos unas 2 horitas hasta Bulebule, cerca del río Marysangdi. La caminata hasta allí es sencilla.


Día 02 – Trekking a Chamje (1410 m)


En este primer día, cruzaremos varios puentes colgantes y cascadas y avanzaremos a través de cultivos de arroz y bosques. Una vez que llegamos al acantilado en Jagat, podemos disfrutar de la vista del río Marsyangdi Khola debajo y las colinas rocosas a nuestro alrededor. Los panales de abeja sobre las colinas son la atracción de este día.

Pronto llegaremos a Chamje, donde pasaremos la noche.



Día 03 – Trekking a Bagarchhap (2160 m)


Avanzamos por valles estrechos y empinados, por bosques de rododendros, pinos y bambú y por las grietas en la roca de la montaña. Cruzamos un puente que involucra un ascenso rápido y finalmente nos lleva a la cima de una colina que nos revela un valle que se ensancha.

Tras pasar el pueblo de Tal, debemos avanzar durante un rato por campos de cebada, trigo y patatas hasta llegar a Dharapani. Desde allí avanzaremos hacia el oeste, a través de bosques de abetos y pinos, hasta llegar a Bagarchhap.


Día 04 – Trekking a Chame (2710 m)


Desde Bagarchhap continuamos la caminata hasta llegar al pueblo de Danaque y, tras una empinada subida, llegaremos al pueblo de Tamang, desde donde podremos apreciar vistas del Manaslu, Lamjung, Annapurna y otras bellezas de la zona.



A medida que avanzamos por un pueblo tibetano que sirve de transición entre las tierras bajas y las colinas más altas, seguimos un camino llano hasta Thanchowk, Kolo y, finalmente, hasta Chame.


Día 05 – Trekking a Pisang (3240 m)


Primero, pasamos por la parte antigua de Chame, ascendemos hasta Telekhu y luego continuamos por un largo camino a través de bosques hasta Brathang. El camino dobla y para continuar debemos cruzar a la orilla sur del río Marsyangdi por un puente colgante.

El camino posee una leve inclinación y nos lleva a través de una cresta cubierta de pinos.

Luego se nivela y avanza por la parte superior del valle Manang hasta Pisang.




Día 06 – Trekking a Manang (3540 m)


El pueblo de Pisang es el comienzo de la región superior del distrito Manang. En el día de hoy,

la ruta asciende hasta Braga, un pueblo estilo tibetano. Aquí, las casas de té se encuentran apiladas, formando así terrazas con los techos de las otras. La mayor atracción es el gompa,

el más grande del distrito, con una gran selección de estatuas en exposición y posado sobre un risco con vista a todo el pueblo. Tras un rato de caminata llegamos a Manang, donde nos refrescamos y pasamos la noche.


Día 07 – Aclimatación en Manang


Estamos alcanzando grandes alturas y necesitamos aclimatarnos para evitar el mal de altura. Manang, con su entorno natural y la caminata a Khangsar por la tarde, es el lugar perfecto.




Día 08 – Trekking a JYak Kharka (4120 m)


Ahora que ya hemos descansado, estamos listos para continuar el recorrido. A medida que dejamos atrás los altos árboles y nos acercamos a los enebros y pastizales alpinos,

nos adentramos en praderas donde pastan los caballos y yaks. El sereno entorno con praderas y empinadas laderas de Yak Kharka es el lugar perfecto para que pasemos la noche.

También podemos optar por caminar una hora más para llegar a Letdar y pasar la noche allí.


Día 09 – Trekking a Thorung Phedi (4560 m)


El recorrido a Letdar nos ayuda a aclimatarnos a la creciente altura a medida que ascendemos por la orilla este del río Jarang Khola.

Al rato llegamos a un valle rodeado por grandes acantilados, el Thorung Phedi.

En repetidas ocasiones, se han visto en la zona cabras salvajes de montaña y leopardos de las nieves. Los quebrantahuesos y los buitres del Himalaya son muy comunes. Aquí pasamos la noche.


Día 10 – Paso Thorung La (5416 m) a Muktinath (3802 m) – 8 h


Hoy caminaremos durante unas 7 a 8 h. Ya que es un camino muy recorrido, será bastante sencillo, pero se puede complicar por los fuertes vientos en las zonas más altas. Se cree que el camino se usaba para llevar y traer cabras y yaks de Manang, junto con otros bienes para el comercio. Llegaremos a Thorung Phedi en unas 6 h.


Al llegar al paso Thorung La, seremos recompensados con hermosas vistas del Annapurna, Gangapurna y el pico lleno de hielo del Khatungkang. Tras descender unos 1600 m, veremos al glorioso Dhaulagiri erguido a la distancia. Luego de un rato de caminata, el sendero se vuelve menos empinado y se adentra en campos y praderas con pastizales hasta finalmente llegar a Muktinath. En la religión hindú, Muktinath hace referencia a un lugar de nirvana que aloja un templo y varios monasterios. Este sitio es sagrado tanto para hindúes como para budistas. Las atracciones más importantes del lugar son el templo Jwalamai, con un manantial y una llama eterna, y las 108 boquillas de agua desde donde sale agua sagrada.

Miles de peregrinos visitan este lugar cada año.


Día 11 – Trekking a Jomsom (2750 m) por Kagbeni.


Desde Muktinath seguimos por un camino que forma parte del recorrido Jomsom.

Por esta ruta descendemos a través de praderas, ríos y árboles frutales, hasta llegar a Kagbeni. Recorremos el antiguo pueblo y luego seguimos descendiendo.

Desde Kagbeni llegamos a Jomsom, valle Kali Gandaki.


Día 12 – Tatopani (1190) – Aguas termales (se pueden hacer otras rutillas alternativas)


La ruta desde Marpha hasta Kalopani pasa por un camino nuevo a través del pueblo de Chokhopani, un pueblo Thakali tradicional. Las vistas panorámicas del Himalaya incluyen el Nilgiri, Dhaulagiri, Tukuche, Annapurna y varios otros picos nevados.

Desde aquí cruzamos un río y, finalmente, una ruta nueva nos llevará hasta Kalopani.


Día 13 – Trekking a Ghorepani (2750 m)


Hoy dejamos Tatopani a través de pueblos de la región central de Nepal con terrazas de cultivo y campos inclinados. A medida que avanzamos y ascendemos, caminamos rodeados de rododendros, magnolias y otras plantas típicas de la zona. Al final, llegamos a Ghorepani, mientras disfrutamos de las bellas montañas bajo el cielo nocturno. Descansamos en Ghorepani para juntar energía y comenzar el camino a Poonhill durante la mañana.



Día 14 – Ghorepani – Poonhill – Nayapul - Traslado a Pokhara – 7 h


Hacemos un ascenso temprano hasta Poonhill para el amanecer. Este es punto emblemático del recorrido, ya que llegamos temprano por la mañana para ver el amanecer.

Cuando veas los picos nevados iluminarse con los rayos del sol, será uno de los recuerdos que atesorarás por el resto de tu vida. Los picos que verás durante este espectáculo incluyen el macizo Annapurna y el Dhaulagiri.



Luego descendemos hasta Ghorepani para desayunar y caminaremos unas 5 h hasta Nayapul. La primera parte del camino es tranquila hasta Tikhedhunga, donde la bajada se pone bastante empinada. Luego avanzamos por terrazas de cultivo durante unas horas hasta llegar a Nayapul. Desde allí, un corto viaje nos llevará hasta Pokhara.



Una vez en Pokhara ya dependerá de vuestro tiempo el descansar y seguir haciendo otros hikes o volver a Kathmandú. Nepal no te lo terminas en un viaje, es un país pequeño pero, tiene unos bicharracos tan altos que, a no ser que utilices el avión para todo (pierde la gracia), las infraestructuras son las que son y las montañas se han de cruzar andando o por carretera.


La mejor manera de experimentar el país es no tener prisa. Cada ruta es un mundo y hay muchas rutas. He empezado por esta porque justo hoy he encontrado una libreta donde tenía los apuntes y me han venido todos los recuerdos a la cabeza pero seguiremos hablando de Nepal durante unas semanas puesto que me apetece mucho volver y tengo ganas de hacer alguna de las muchas rutas que aún no conozco :) El Annapurna lo podéis hacer solos o acompañados, yo encontré un grupo de gente muy maja en un hostel y tiramos millas sin viaje organizado pero aquí, cada uno que haga lo que le parezca, todo vale mientras se disfrute!




5 vistas
  • Viajando con coco