Explorando la cara desconocida de Mykonos

Actualizado: jul 5

Desde que parimos el blog, me he encontrado con varias personas que me preguntan cuál es la intención detrás de todo esto... se refieren a la intención económica porque ahora monetizar es la motivación que mueve el mundo o que mueve a la gente a crear?

Compartir es amar y eso no se monetiza pero sienta mejor. Todo esto no lo decimos porque hemos encontrado la forma de vivir fuera de este sistema y queremos compartirlo, estamos buscando una forma de hacer las cosas de forma diferente, ni mejor ni peor, con coherencia dentro de lo complicado que es siendo sólo humana.


Queremos compartir lo que nos motiva y nos da alegría al corazón: visiones, pensamientos y proyectos de gente en la que creemos, que sentimos muchas veces como heroínas anónimas, porque afortunadamente hay muchas!

Y todo esto para daros paso a la narrativa visual de esta semana. Porque en Viajando con Coco creemos que otra forma de hacer las cosas es posible y lo vamos descubriendo mientras lo vamos haciendo. Este es el caso de nuestra colaboradora Silvia Sáez que es una gran viajera especializada en encontrar la magia local en lugares a veces concurriodos y masificados, demostrándonos, ella sin esta intención, que otra forma de viajar es posible.

Y aprovechamos para reivindicar que no todo lo bello tiene un valor monetizable y que el arte, la belleza, la creatividad no se mide en seguidores ni números.

Por todas las heroínas anónimas, seguid amando, creando y compartiendo!

Bienvenida a la comunidad, Silvia!


Viajamos desde BCN la misma verbena de San Juan..así que esto es un poco homenaje de aniversario! Los horarios de vuelos a islas griegas son MUY intempestivos... siempre llegas en mitad de la madrugada: 04 o 05h de la mañana. Era la primera vez que pìsaba Grecia, y a pesar del cansancio, a los cinco minutos ya se me habían olvidado todos los males y es que las islas griegas son un paraíso: su luz única, el color turquesa y cristalino de sus aguas, el aroma de sus plantas, del pescado fresco.

Es verdad que muchas personas coinciden, pero mi experiencia propia es algo distinta. 

Nos alojamos en un B&B en el otro extremo de la capital de la isla, por la zona de Kalafati y gracias a eso, disfrutamos de una isla muy distinta a la popular imagen de Mykonos. Se trata de una zona árida, junto al mar, muy poco masificada, nada masificada.


Nuestro humilde alojamiento tenía unas escaleras que bajaban directamente a una la cala y que dado el acceso tan escondido, disfrutamos muchas veces a penas solos, todo un lujo!

En esa zona hay un par o tres de calas que son muy bonitas y muy tranquilas, ya que la aglomeración se encuentra alrededor de la capital, Chora (Hora).

Así que disfrutamos mucho por esta zona solitaria, de paisajes áridos, tabernas de locales con pescado casi recién cogido (veíamos a los pescadores en plena faena!), una luz muy, muy especial, paseos tranquilos al atardecer.


A pesar de lo pequeña que es la isla, puedes encontrar calas espectaculares, zonas de baño muy poco masificadas. también hay pequeños pueblecitos de interior, como el que nos enamoró: Ano Mera, con una arquitectura típica muy bonita, plazas encantadoras con restaurantes de platos locales y a buen precio.


A parte de esto, es obligatoria la visita a la capital, sí que hay mucha gente, pero es preciosa y súper animada! Se trata de un laberinto enorme de callejuelas encaladas blancas, con negocios, bares y restaurantes. Creo que casi toda la isla se reúne ahí de noche. Justo junto a esa animada zona, hay una pequeña subida que te lleva a la pequeña colina donde están los famosos molinos.


En resumen: superó mis expectativas enormemente, porque lo que me encontré poco tenía que ver con la imagen que tenía de la isla (algunos la llaman la "segunda Ibiza"), y desde entonces ni un sólo año me quedo sin  mi viaje a las isla Griegas (siempre lejos de la capital!!). No puedo ser más FAN de la belleza de las islas griegas.































Silvia Sáez es compañera de colegio, desde los seis años!!! Además de ser viajera intrépida, viaja de forma responsable, se informa, investiga y descubre rincones poco explorados de lugares tan bello como esta narrativa visual a orillas del mediterráneo. La podéis seguir en instagram y disfrutar de su delicada y bella forma de ver el mundo @silamoods .

Gracias Silvia, ya tenemos ganas de más!




30 vistas
  • Viajando con coco